Twitter Facebook Google+

+34 977 100 779
Franquicias al Día España

Noticias de franquicias

05

Nov

El camino a tu empresa

Comenzar un negocio propio es la meta de muchas personas que anhelan disfrutar de la libertad financiera y personal que proporciona ser el dueño de una empresa. Sin embargo, hace falta estar preparados anímicamente para asumir el reto y no todas las personas encuentran el momento oportuno para dar el primer paso.

Emprender requiere algo más que capital; madurez, compromiso, dedicación, preparación, ideas novedosas, creatividad, responsabilidad y una pasión desbordada, son algunos de los elementos necesarios para transitar el duro camino del emprendimiento, y poder llegar a la meta con éxito. 

Hacer que nuestras ideas produzcan dinero, implica un aprendizaje constante. Emprender no requiere experiencia, grandes capitales ni una edad en específico, pero existen algunas características que comparten todos los emprendedores, una serie de conductas básicas que pueden facilitar el camino a tener una empresa propia.

¿Cuáles son las características de una persona emprendedora?

Todos anhelamos la libertad financiera, pero solo algunos destacan y aprenden a sacar provecho a sus cualidades innatas, lo que les permite desarrollarse en el mundo de los negocios. 

Existen algunas conductas básicas que hacen destacar a una persona emprendedora, frente a las multitudes que prefieren la senda rutinaria de un empleo tradicional.

• Pasión. Un emprendedor se entrega en cuerpo y alma a cada proyecto en el cual se compromete. Ser apasionado por lo que haces, permite concentrar tu energía y conseguir mejores resultados. 

• Visión. Trazar un plan y considerar todo el panorama, es fundamental para cualquier emprendedor, ya que permite una perspectiva clara en cada etapa del proceso de emprender.

• Innovación. Un emprendedor requiere de la suficiente creatividad para generar ideas, darles forma y desarrollarlas hasta verlas concluidas, aunque no es necesario inventar nada nuevo, sino hacer las cosas diferente a los demás, generando un valor agregado.

• Persistencia. No siempre las cosas saldrán bien al primer intento, pero si algo merece la pena, el emprendedor encontrará la manera de perfeccionar el proceso hasta que brinde los resultados esperados.

• Autoestima. Creer en sí mismo, ser optimista y confiar en sus habilidades, es fundamental para todo aquel que desee entrar al mundo de los negocios y permanecer con éxito. 

• Sentido de oportunidad. Identificar las oportunidades de negocios, resolver problemas y entender las tendencias, es una característica importante en las personas que desean hacer negocios.

¿Te ves reflejado en la mayoría en ellas? Si la respuesta es positiva, quizás el camino del emprendimiento sea exactamente lo que necesitas para desarrollar tu potencial a nivel personal y profesional.

5 señales de que estas listo para tener tu propia empresa

Contar con las habilidades características de un emprendedor, no significa que aun estemos listos para iniciar un negocio propio. En realidad, nunca hay un momento perfecto para iniciar una empresa, pero hay señales específicas que indican que estamos listos para iniciar el camino a nuestra propia empresa. 

1. Tu trabajo te asfixia 

En cualquier empleo y en la vida diaria hay altibajos, días buenos y días no tan agradables. Sin embargo, solo porque tengas algunos días malos, no significa que la respuesta es emprender tu propio camino empresarial. 

Pero, si todos tus días son malos, no sientes que puedas crecer profesionalmente y te sientes inconforme en tu desarrollo profesional, quizás sea el momento justo para emprender y tomar tus propias decisiones.

2. Entiendes con claridad los riesgos

Por supuesto, no es la mejor idea saltar al vacío sin tener claridad sobre cada uno de los riesgos potenciales a los cuales deberás enfrentarte, de modo que te conviene investigar mucho sobre el mercado en el cual deseas incursionar. 

Debes ser consciente de las dificultades que enfrentarás, y saber que no todas las ideas van a funcionar al primer momento. El conocimiento para desarrollar tus ideas, resultará tan importante como el capital para ejecutar el proyecto.

3. Tienes una idea en mente que te apasiona

Una persona se encuentra lista para emprender, cuando ha logrado definir con claridad cuál es la idea de negocios que desea desarrollar y entiende todos los procesos involucrados en el tema. 

Cuando se dispone de una idea que nos apasiona, se tiene la voluntad y el interés necesario para aprender todo lo necesario para tener éxito con ella, siendo esa, una de las señales más evidentes de que se está listo para emprender. 

4. Cuentas con un sistema de apoyo

Emprender no puede ser un camino solitario, ya que un empresario no tiene la habilidad para abarcar todos los aspectos de un negocio. Sin embargo, aun siendo la persona a cargo de las decisiones, necesitarás los recursos para salir adelante con tus ideas. 

Los recursos no son únicamente financieros, ya que la guía de personas con mayor experiencia y conocimientos, resulta muy útil. De modo, que necesitas un mentor y estar rodeado de personas, que crean en lo que estás haciendo. 

5. Sabes con exactitud lo que quieres, y lo que es importante para ti

Muchas personas pasan la vida sin saber lo que quieren y sin reconocer las cosas que verdaderamente les importan. 

Si tienes en claro aquello que es importante para ti, entonces existe una clara señal de que emprender es el camino adecuado, porque tendrás la suficiente fortaleza para luchar por tus objetivos.

Tengo la idea de negocios perfecta, ¿Y ahora qué hago?

Una vez tienes una idea concreta del tipo de negocio que deseas establecer, comienzan a surgir muchísimas dudas sobre la puesta en marcha de la empresa. 

Lo primero, será invertir el tiempo en investigar, planificar y desarrollar cada aspecto que se relacione con tu negocio. 

Durante esta planificación, se comienzan a observar las dificultades a las cuales se tendrá que enfrentar la empresa y podemos trazar una ruta de acción para solventar estos inconvenientes, intentando minimizar los riesgos y aumentar las posibilidades de éxito. 

El emprendedor necesita ser sagaz en sus decisiones desde el principio, hacer un inventario completo de sus recursos más allá de lo económico y colocarlo todo al servici,o de la empresa, junto a sus habilidades y destrezas, todo lo cual aumentará las posibilidades de éxito.

Encuentra en Alfa Inmobiliaria la opción segura que te dará la pauta para iniciar tu propia empresa. Alfa Inmobiliaria es una franquicia que te guía paso a paso durante tu proceso de planeación, arranque y seguimiento de la misma. No necesitas experiencia previa ni tampoco estar familiarizado con el giro inmobiliario, con nosotros adquirirás un modelo empresarial creado para  capacitarte desde 0. Date la oportunidad y acércate con nosotros, tenemos opciones de pago durante el mes de noviembre que te facilitarán tu sueño. 




Recibe información gratuita de esta franquicia
Solicitar información sobre franquicias relacionadas:

Click para seleccionar todas las franquicias

Asesores Hipotecarios SOCCentros de Negocios AvantiCentury 21 Bienes Raíces
Fast OfficeLidercasa InternacionalPorta Mondial
Quality InmobiliariaRentohouse.com

Click para seleccionar todas las franquicias

Enviando el formulario nos autoriza a incorporar sus datos a un fichero inscrito en la AEPD cuyo titular es Franquiciasaldia S.L. y cederlos a las franquicias de las que ha solicitado información. También nos autoriza a enviarle comunicaciones sobre franquicias. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación y cancelación dirigiéndose a los datos del pie de página.


Directorio de franquicias

Buscador de franquicias

Franquiciasaldia S.L. - B55687453 - c/ Isla Cabrera, 10 B - Miami Playa, Tarragona (España) - +34 977 100 779 - www.franquiciasaldia.com.mx